Tsunamind

📅 11/01/2018

Estábamos en Los Caños cerca del faro, en una casa alquilada de un familiar (no estoy muy seguro de esto, igual era un amigo, hay varias teorías), pero se que íbamos a una especie de fiesta, o barbacoa (era de día y muy soleado). 

Lo que no recuerdo muy bien es en que contexto llegábamos hasta allí, pero recuerdo bajar por unas escaleras a pillar sitio antes que nadie en las mesas, era un salón muy grande con muebles de madera, con luces típicas amarillas de tungsteno pero que no daban impresión de ser antiguas. La casa era de estos chalets de montaña que alquilas cuando vas de esquiada, que son como enteros de madera pero con decoración chula, no sé, estaba ubicada en un istmo rodeado de playas vírgenes. Recuerdo pensar que era mejor pillar sitio en el salón, que luego la gente se amontona. Mientras estaba sentado y la gente iba llegando y sentándose, escucho un ruido brutal, nos giramos todos al unísono y vemos un que viene una ola enorme, un puto tsunami que se veía a lo ancho de las cristaleras.

La gente se quedó pasmada ya que no daba crédito a lo que estaba pasando (normal) pero yo me levanté violentamente y subí las escaleras para salir por patas de allí. Entré en la habitación donde estaba un compi de piso para avisarle, y nada más entrar me grita ‘¡LARGO!’ de mala ostia y casi me tira atrás. Antes de darme la vuelta y salir de la habitación, giro la cabeza y miro por la ventana, y veo que la ola impacta por los alrededores. Solo me dio tiempo a salir de la habitación cuando ya había impactado contra la casa.

Recuerdo sostenerme mientras pasa el tsunami, asomarme por la ventana y ver que no vienen más olas gigantes pero si la típica marea que arrastra con un tsunami. Por un momento pienso que es cuestión de tiempo, que solo hay que esperar en la casa, pero los cimientos ceden y empieza a desplazarse con la corriente. Llega hasta casi la casa de mi abuela, donde se para y empezamos a empujar la casa para quitarla de en medio de la carretera (¿?).

Esta parte se vuelve muy confusa, no sé si mezcla con otro sueño pero recuerdo estar delante de la casa de mi abuela para ver si ha afectado el tsunami (supongo), no hay casa, el terreno se ha convertido en unas laderas que van subiendo hasta que llegan a una megaconstrucción de un gigante hotelero (en el sueño se da por entendido que este hombre ansiaba apoderarse del terreno desde hacía tiempo) y tenía defensas antiaéreas y cañones de plasma que disparó contra nosotros. Recuerdo imágenes de compañeros desintegrándose ante el impacto de estos cañones, pero un tipo de desintegración muy digital, nada visceral ni sangriento como las películas de americanas.

Uno de los que nos acompañaba era un tío (alguien conocido, no recuerdo quién) que había hackeado el sistema informático de la nueva sociedad moderna (esta parte se vuelve muy oscura, rollo distopía cyberpunk), un sistema que supuestamente era inhackeable, por lo que solo él y su grupo conocía los fallos y podía revertir el control de los drones de combate y usarlos contra el propio sistema. De un solo gesto, alzando la mano, llamó a los drones que reventaron algunos de los cañones de defensa y nos abrió paso para que pudiésemos escapar.